Por

Educación Familiar

MA-03Con su permiso presidente,

Compañeros diputados,

Amigos de los medios,

 

La Organización de las Naciones Unidas plantea un cambio en el concepto de educación y reconoce la importancia que ésta tiene para comprender y solucionar los problemas mundiales en su dimensión social, política, cultural, económica y ambiental. Asimismo, reconoce el papel que tiene para construir valores, competencias sociales y actitudes, que pueden facilitar la transformación social.[1]

 

Con educación no hay corrupción, a través de los resultados de un diagnóstico realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo se demostró que a mayor educación cívica hay menos permisividad de prácticas corruptas y menor tendencia a violar la ley[2]. Sin educación no hay desarrollo, y éste, se puede lograr si dotamos a las familias de las herramientas para la transformación de su entorno y lograr una sociedad de mayores libertades básicas, con valores civiles y con dignidad.

 

Hoy la Fracción Parlamentaria del PRD le apuesta a la familia como núcleo fundamental de nuestra nación, revalorándola como un ente transformador de su realidad social, y así buscar el crecimiento justo, y consolidar una democracia constitucional.

 

Ante una sociedad de constantes cambios, la familia también ha ido cambiando y adaptándose, unas veces con mayores dificultades, pero sin perder la habilidad de ser un motor de transformación social. En este sentido, tenemos que adaptar nuestra legislación reconociendo diversos modelos de familia que se incorporan a nuestro quehacer social, y aceptarlos para buscar en esta pluralidad el capital que necesitamos para transformar nuestra sociedad y enriquecernos en la diferencia.

 

Se debe reconocer la diversidad de las familias y dotarlas de las herramientas necesarias, las capacidades y posibilidades suficientes para desarrollar el proyecto de vida en comunidad y de manera individual para cada integrante y con dignidad humana, para que en la corresponsabilidad con el Estado, sean entes transformadores de su entorno social y generadores de una cultura de paz.

 

Ante esto, proponemos como Fracción Parlamentaria que se adicione un artículo 18 Bis al Código de Asistencia Social del Estado de Jalisco con la finalidad que se contemplen en dicho ordenamiento jurídico los lineamientos generales en materia de educación familiar, a efecto de definir sus implicaciones, alcances, y materias que cubrirá a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

 

Se propone que la educación familiar se defina como todas aquellas acciones, políticas públicas por las cuales se tiene como finalidad construir una ciudadanía proba y civilizada, capaz realizar sus proyectos de vida de manera plena y gratificante, tanto en lo colectivo como en lo individual.

 

Los ámbitos que se contemplan en ésta iniciativa de ley, a través del diseño y desarrollo de cursos, talleres y/o pláticas son los siguientes:

 

  1. Educación laboral y emprendurismo: a través de las cuales, los responsables del sustento económico familiar recibirán la capacitación necesaria para desempeñar los elementos técnicos, legales, administrativos y operativos para la conservación, creación y mantenimiento de una fuente laboral;

 

  1. Educación financiera: proteger el patrimonio familiar, y su economía para que puedan desarrollar su plan de vida con base en el ingreso económico percibido;

 

  1. Educación para la salud: prevención de enfermedades, planeación familiar, riesgos de salud, primeros auxilios, modalidades de acceso a la salud, entre otras buscando fomentar y proteger el buen estado de salud de los integrantes de las familias jaliscienses, adoptando para éste propósito los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud.

 

  1. Educación en la participación social: que fomentará la participación de los integrantes de la familia en procesos electorales, políticos, de asociaciones vecinales, así como los establecidos por las leyes que regulan la figura de participación social, garantizando una cultura en la que se vean involucrados en la toma de decisiones de interés social;

 

  1. Educación en la convivencia social: para que cada integrante de la familia pueda conocer los elementos necesarios que debe observar en su conducta para lograr la convivencia en armonía con integrantes de la sociedad formados en una cultura de paz.

 

  1. Educación en los derechos humanos: Por la que cada integrante de la familia pueda conocer y ejercer de manera plena los Derechos Humanos que le son inherentes, inalienables, imprescriptibles, intransmisibles, irrenunciables y demás, que se encuentran consagrados en nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales de los que México forma parte.

 

  1. Educación de la niñez y la adolescencia: orientación apropiada para el adecuado desarrollo de todas sus facultades, tomando en consideración el interés superior del menor.

 

  1. Educación de los adultos mayores: conocer principios convencionales internacionales como: la promoción y defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, la valorización de la persona mayor, su papel en la sociedad y contribución al desarrollo, la dignidad, independencia, protagonismo y autonomía de los adultos mayores[3].

 

Con ésta iniciativa se estará fortaleciendo el capital y la cohesión social, al empoderar las familias como núcleos en los que se construye una sociedad responsable, colaborativa y proactiva que contribuya a la prosperidad de los demás en un contexto de paz y probidad que requiere nuestro Estado.

 

Muchas gracias.

  • [1] Educación para la Ciudadanía Mundial, Organización de las Naciones Unidas, 2016, Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002449/244957s.pdf
  • [2] La Educación como Herramienta para Combatir la Corrupción, Sector de Capacidad Institucional del Estado, Banco Interamericano de Desarrollo (BID),  Organización de Estados Americanos (OEA) Disponible en: http://www.iadb.org/es/temas/transparencia/apoyo-a-los-paises/la-educacion-como-herrramienta-contra-la-corrupcion,6752.html
  • [3] Convención Interamericana Sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores (A-70) Disponible en: http://www.oas.org/es/sla/ddi/tratados_multilaterales_interamericanos_A-70_derechos_humanos_personas_mayores.asp

 

Dra. Mónica Almeida 

Coordinadora de la fracción parlamentaria del

PRD en el Congreso Local de Jalisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *